Sesión clínica. Ejercicio de defusión para profesionales

Comparto con vosotros, esta herramienta creada por mí para que podáis utilizarla en vuestras sesiones.

EJERCICIO DE AUTOCONOCIMIENTO Y DE DEFUSIÓN EMOCIONAL. OBJETIVIZACIÓN EMOCIONAL

Resulta en muchas ocasiones complejo poder identificar que están experimentando nuestros clientes realmente.

Debido al modo en el que nos formamos a nivel emocional, por múltiples ejemplos transmitidos de forma subjetiva por muchas otras personas, vamos creando una brecha entre nuestra percepción de lo que sucede y la de los interlocutores con los que nos vamos encontrando.

En terapia, queremos poder identificar que experimenta el sujeto para desde esa emoción trabajar su nivel de intensidad o comprobar lo limitante que resulta, si trabajamos con la intensidad independientemente de la “etiqueta” que la persona decida para lo que siente, la terapia puede funcionar de igual modo.

Una de las limitaciones que si experimentamos, es la sensación de falta de empatía sino acertamos con lo que el cliente esta interpretando que siente, rompiendo la relación terapéutica, para solventar esto siempre es bueno plantear nuestra idea como una hipótesis y no como una certeza, ya que esto sigue poniendo al sujeto como responsable y protagonista de su vida y no nos colocamos nosotros en una postura de superioridad. Nuestros conocimientos nos permiten ayudarlos a generar sus propias herramientas y a conocerse más a sí mismos, pero nunca debemos perder la perspectiva de que nadie sabe más sobre sí mismo que el protagonista, aunque este equivocado, por ello desde la hipótesis sugerimos una alternativa a lo que siente, y le orientamos a focalizar la atención en lo que experimenta, incluso a tratar de analizarlo sin juzgar, provocando la curiosidad que abre la puerta al autoconocimiento.

Una vez hemos generado un clima de “laboratorio de emociones” es factible comenzar con el trabajo de la objetivización emocional.

Encontramos acuerdo cuando planteamos que las emociones básicas son 6 y las personas pueden identificar perfectamente cual son estas 6, por su potencia, cada una de ellas puede tener distintos matices e intensidad, así cómo la combinación de ellas genera otras emociones más complejas que por cultura, o educación, cada uno las considera de distinto modo.

Las emociones básicas son:

1. ALEGRÍA

2. TRISTEZA

3. MIEDO

4. IRA

5. AVERSIÓN

6. SORPRESA

Piensa en una situación en concreto y empieza a realizar la secuencia de lo que experimentaste desde que comenzó. Eligiendo la cantidad de números que consideres necesaria para plasmar la intensidad de la emoción básica, hasta que da paso a una distinta.

Puedes elegir un número para tu emoción o un nombre que sea exclusivamente tuyo, que se adapte a lo que únicamente tu experimentas.

Esto nos da mucha información, tanto a nosotros como al cliente, para poder valorar si avanza en su relación con las situaciones, cuál es su patrón emocional habitual, que desencadenantes lo provocan, y que estrategias de evitación emplea para disminuir la sensación emocional o cuanto es capaz de tolerar o de considerar que tolera.

Nos permite también trabajar la defusión, de tal modo que la persona empiece a considerar que el es quien experimenta las emociones, pero no es sus emociones, comenzando una sensación de control sobre lo que hace al respecto y no una sensación de necesidad vital de evitación.

Este esquema emocional le permitirá trabajar y experimentar fuera de terapia sin nuestra intervención pudiendo ser consciente de que lo esta haciendo de un modo distinto, por decisión propia, enganchando su comportamiento al trabajo previo de valores y observando su propia autorregulación, sin intervención, así cómo las modificaciones en cantidad de números para describir lo que experimentan.

Si sabemos identificar como es el patrón emocional y la conexión relacional establecida a la conducta, resulta sencillo lograr que el cliente identifique que el problema no es lo que experimenta sino su conducta reactiva respecto a lo que sucede, de modo que con un comportamiento más proactivo, nunca pasivo, aunque no actuar sea una de las acciones elegidas, sólo es aceptable para el tratamiento si el objetivo es aumentar la tolerancia al malestar y no evitar dirigirse a valores, por lo que se considera una acción elegida y no una evitación impulsiva.

Las evitaciones que el cliente decida mantener deben ser respetadas, incluso validadas, sólo debemos plantear que esto es igual de válido que actuar, siempre que sea una decisión racional y no emocional.

Una variante de este ejercicio es identificar los número o emociones básicas con colores, para poder realizar una secuencia cromática de su patrón emocional o para poder solapar los colores representando el nivel de fusión con los eventos privados que se están trabajando, es posible escribir en una hoja aquello que realmente valoran para poder pintar sobre ello, visualizando el coste que tiene su relación con las emociones, solapando o tergiversando lo que les importa, cobrando mayor protagonismo y siendo foco de su conducta sólo lo que sienten.

#YoVoyAlPsicólogo

Mes de la #SaludMental, rompamos barreras, eduquemos contra el estigma, normalicemos el cuidado de la #SaludMental, atrévete a decir #yovoyalpsicologo

I Taller de Crecimiento y Apoyo Profesional para psicólogos

Ayer tuvo lugar el primer taller de crecimiento profesional del COPCYL, mi objetivo era poder enseñaros a trabajar con el análisis funcional de la conducta desde ACT y que entendieseis lo clave que es para la terapia o cualquier otro objeto de trabajo de nuestra profesión, la función de la conducta de las personas que intervienen en el contexto, incluida nuestra propia forma de relacionarnos con nuestros eventos privados y rigidez o flexibilidad psicológica.

Espero que mis actos ayer estableciesen los puentes que me llevan hacia mi propia dirección de valor, ser una profesión seria, unida y en continuo movimiento para promover el cambio que en cada momento se necesita.

Muchas gracias, a todos los que participasteis de manera presencial y telepresencial, no puedo poneros cara a todos, pero espero que el taller resultase enriquecedor también al otro lado de la pantalla, sabeis que se grabó para poder tener acceso a la formación en cualquier momento así quee si os lo perdisteis o queréis volver a verlo, el colegio nos proporcionara la grabación.

La fecha para el próximo taller es el 16 de noviembre.

Os adjunto en enlace de la presentación Prezi ITaller de Crecimiento Profesional

Método APRENDFI

El Método APRENDFI está creado para mejorar la calidad de vida personas con Diversidad Funcional Intelectual, los objetivos concretos que busca son:

  • MEJORAR LAS ABVD
  • FOMENTAR AUTONOMIA
  • FOMENTAR AUTODETERMINACIÓN
  • FOMENTAR RELACIONES DE CALIDAD ENTRE IGUALES
  • MEJORAR BIENESTAR A LARGO PLAZO
  • MEJORAR COMPRESIÓN

Para poder formar parte del programa educativo es necesario que el usuario tenga adquisición del lenguaje y comunicación, independientemente de los medios que utilice para transmitir.

Los conceptos y su imagen mental respecto a la relación que establecemos entre la palabra, el objeto, la persona o el hecho así como las relaciones que se establecen se abstraen una vez el usuario ha establecido contacto con el concepto con múltiples ejemplos y en múltiples situaciones.

Debemos romper las pautas y los contextos, entrenando al sujeto de diferentes maneras, en diferentes lugares y con distintas personas, de este modo comprobaremos y podremos entrenar la generalización de la relación conceptual entre el concepto y el contenido, ya que si siempre se produce en el mismo contexto y del mismo modo, no podemos asegurar que este establecida la asociación pese a que responda “a priori” de la manera esperada.

Para generalizar conductas que se pretenden flexibilizar, debemos tener en cuenta que los ejercicios cumplan con varios criterios:

  • Orden creciente de dificultad
  • Opciones de error sean mínimas
  • Pocas opciones de elección

Los reforzadores no deben ser siempre los mismos, ni darse en todas las ocasiones de forma inmediata, para poder adquirir reforzadores secundarios y aumentar su tolerancia al malestar.

Cuando necesitemos establecer contingencias diferenciales, tenemos que modificar lo que se está entrenando y focalizar la atención en el momento presente, para poder reducir o extinguir las conductas autoestimuladas.

La mejor manera de entrenar los marcos relacionales que no han establecido los sujetos por sí mismos, deben ser entrenados con relaciones que nos sean arbitrarias y que sean tangibles para poder pasar después a relaciones arbitrarias. El entrenamiento debe efectuarse de forma directa para asegurarnos su efectividad, teniendo en cuenta la derivación de relaciones mutuas y combinatorias.

Para comprobar el nivel de adquisición en el que se encuentra el sujeto podemos evaluar cada nivel con diferentes juegos y ejercicios, o mediante observación directa, pero nunca debemos pasar al siguiente sin haber comprobado que el marco relacional previo está generalizado.

 

Recuerda que todos aprendemos, pero no del mismo modo.

 

 

2018-02-22 (1).png

La sociedad y la diversidad funcional

La mayor capacitación que necesitan las personas con diversidad funcional es que tod@s nos capacitemos para permitirles desarrollar su potencial sin barreras. #diainternacionaldelaspersonascondiscapacidad

EL PODER DE LAS PALABRAS

Imaginemos una balsa de agua que esta en perfecta quietud, nos permite ver en su reflejo las cosas que están ahí y ahora en ese mismo momento tal cual son, pero nosotros podemos influir en la realidad, podemos lanzar piedras contra el agua, creando ondas que hacen que el reflejo de la realidad acabe viéndose de forma diferente, nosotros podemos decidir cuantas piedras lanzar y cuando parar para revolver estas aguas.
Esto mismo es lo que hacemos cuando pretendemos generar emociones en los otros, durante la conquista tratamos de enamorar a la otra persona “tirando los tejos” expresión muy apropiada dentro de esta metáfora… es por ello que debemos de ser conscientes del poder de nuestra conducta, de nuestra actitud, de nuestro lenguaje, y por su puesto de nuestras palabras… ya que todo esto funciona como cantos que decidimos lanzar a la laguna emocional de la persona que esta frente a nosotros, no puedo controlar lo que el sienta, pero puedo dejar de lanzar ciertas piedras o cambiarlas por otras, a medida que observo que mi objetivo no esta generando las “ondas” que yo estaba buscando.

Valora también la importancia que esto tiene a largo plazo, ya que las piedras lanzadas no desaparecen, siempre acaban en el fondo generando de forma automática una concepción de esa persona respecto a ti para el futuro.

También esto pasará…

También esto pasará…
Un libro que me ha acompañado durante las vacaciones, uno de los que llegan a tus manos para agradecer tu trabajo, que recibes sorprendida y muy agradecida, y después de compartir con él, sonrisas, lágrimas y alguna que otra carcajada lo estoy aún más.
Con el me doy cuenta que esta es una de las frases de autoconsuelo que intentó aplicarme a mí misma y que descubro siempre, tristemente como la protagonista del libro, que no es cierto, que hay dolores que se apaciguan, pero no se van, pasan a ser una sombra que te acompaña en silencio, que incluso es capaz de esconderse muy cortésmente para dejarte disfrutar de lo que la vida te presenta, pero que sigue ahí, a tu lado, en silencio, observando, cómo quien te reta para ver el tiempo que eres capaz de mantener el tipo y vivir como si no existiese, como si nunca te hubieses fundido con el, como si más que un traje fuese parte de tu piel, y es que hay penas que son y serán siempre un compañero de viaje incomodo, un traje que hace tiempo que no quieres usar, incluso que ya no te sienta ni bien, pero que te hicieron a medida y lo sabe, así que siempre lo tendrás en tu fondo de armario, recordándote el día en el que te lo pusisteis por primera vez, como tantos otros vestidos que marcan momentos alegres, pero que se dejan guardar en el armario de la habitación de invitados sin rechistar.
Aún así, mi mente sigue diciéndome, como una amigo de los que me conocen mucho y me quieren más… “tranquila Lore, también esto pasará…” Pero un pensamiento, sólo es un pensamiento… Que me acompaña, pero no decide, que puede vestirme de fiesta, pero soy yo quien decide si baila!