Aplicación de ACT a hombres condenados por violencia de Género

El trabajo últimamente no me deja demasiado tiempo para escribir, pero quería compartir con vosotros el prezi que utilice hace unas semanas en una sesión clinica en Burgos.

La sesión tenía como objetivo transmitir a otros compañeros el enfoque de este estudio piloto, ya que los resultados que obtuvimos nos hacen tener esperanza en este enfoque terapéutico como clave para abordar el tratamiento de agresores, logrando ampliar su patrón de respuestas ante el malestar que experimentan, aumentado su tolerancia y focalizando sus acciones en base a valores propios, que los orienten a la búsqueda de resultados a largo plazo, en lugar de automatizar sus acciones a la rápida descarga de su malestar mediante diferentes recursos destructivos para su pareja, el entorno y para ellos mismos, por lo que se busca una actitud consciente y responsable de su conducta.

Una de las claves de este enfoque es el análisis funcional previo a la terapia grupal que permite analizar las estrategias de evitación experiencial que tiene cada uno de ellos, en todos los ámbitos de su vida, por lo que el trabajo es mucho más amplio, no se limita al trabajo con la violencia o a modificar el contenido mental que puede provocar la agresión, sino a cambiar la función de su comportamiento acercándolos a una vida que les merezca la pena, a ellos, a su entorno, a sus futuras parejas y a toda la sociedad.

Os dejo el enlace del prezi de la sesión en el que se pueden ver de manera gráfica los objetivos, el estudio piloto, las hipótesis y los resultados que se obtuvieron.

Estudio piloto ACT aplicado a hombres condenados por violencia de género

Cualquier día es bueno para reivindicar la igualdad. 

El día de la mujer oficial es el 8 de marzo, pero el feminismo busca la igualdad durante todo el año, este estoy especialmente orgullosa de los movimientos sociales que se han llevado a cabo, para reivindicar, para acompañar y para unirnos todos en un grito contar el machismo.

Estoy pendiente de realizar esta publicación desde hace mucho tiempo, pero al final he optado por elegir esta semana.

Este año, el día 8 de marzo lo compartí con muchas mujeres fuertes, con un bagaje de vida muy diverso, que optan por ayudar a construir un mundo mejor y por formarse para cuidar y ayudar a otros.

Ellas son muy competentes (aunque a veces las circunstancias hagan tambalear nuestra autoestima), el 8 de marzo lo utilizamos para continuar creciendo, para reivindicar a nuestra manera, uniéndonos al luto por aquellas que han perdido la vida en el camino, llevando todas algo negro, y pusimos la mirada de optimismo, porque juntas somos más fuertes, porque las mujeres llevan demasiado tiempo sosteniendo el mundo, la familia, los cuidados a los demás, con un papel secundario, sin remuneración y sin reconocimiento.

Así que por ellas, por todas las que juntas nos ayudamos y visibilizamos lo invisible, por todos ellos, los que forman parte del cambio feminista renunciando a los priveligios que les vienen dados por el patriarcado heredado, ¡GRACIAS!

La sabiduría está en la experiencia, y algunas de mis alumnas quieren compartir la suya contigo, que estás leyendo esto, Así  que… ¡disfruta!

Para todas las que alguna vez hemos sufrido y llorado en silencio perdiendo nuestro orgullo y dignidad por el bien de los demás”. Elena Saiz

“Que el hecho de ser mujer no merme tu valía, el sexo con el que naciste no te hace superior, lucha por lo que eres, por lo que vales, por lo que sabes, porque puedas aportar a este mundo un pequeño grano de arena, porque ante todo somos PERSONAS con mayúsculas”. Arancha Rodriguez

“Mujer no permitas que nadie te quite tus sueños, pues estos no tiene dueño”.

“Mujer, sueña, vive, disfruta, ama y quiérete”.

“Si amas viviras, si quieres viviras, y si perdonas disfrutaras, así que ama, quiere y perdona”. Mari

“Hay que dejar el pasado atrás para poder disfrutar de un futuro”. Maria José Diaz

“Si tu vida esta llena de sueños no despiertes jamás”. Ruth Esteban

“Ojalá todos fuésemos capaces de contagiarnos de la alegría de los demás sin sentir ningún tipo de envidia”. Beatriz Barbero
Tú, solamente tú, tienes el poder de cambiar tu vida” Rosario Corral

“El fracaso no significa que no se vaya hacia delante, hay muchas cosas por vivir, ¡se feliz!”.Yolanda Vilches

“Si algo anhelas, buscalo, si algo tienes y te gusta, consérvalo”. Inma Olarte

“Si algo quieres y no existe, créalo” Inmacualda Tejedor.
“Deja de ir en punto muerto, mete marcha y had algo con tu vida, hay muchas rutas que explorar, porque no explorarla? Aunque no lo creas estas equipada para este trayecto lleno de aventura, el camino no será fácil, pero estará lleno de situaciones que te harán aprender y evolucionar”. Disfruta todos y cada uno de los momentos que forman tu vida, y para mí cuando llegue mi momento final, la mejor frase que pueda describir mi vida sea: “uff, vaya viajecito…” Mai Loyola

Con una sonrisa por el futuro, de negro por el pasado y el presente de muchas mujeres que están sufriendo o han perdido la vida en el camino.

Enseñar, requiere no parar de aprender, con vosotras he aprendido mucho más de lo que imaginas. ¡GRACIAS CHICAS!😘

¡ESTOY HARTA!

Me siento muy triste, estoy enfadada, rabiosa, desesperanzada incluso, pero no pienso dejar que esto me haga callar.
Estoy harta de ver a diario noticias que hablan de mujeres muertas a manos de sus parejas o exparejas, de ver que empieza a oírse con tanta asiduidad que temo que se normalice, estoy harta de que la lucha por salir de la violencia suponga jugarse la vida, porque sabemos que esa fase es la más peligrosa y que los medios fallan, pero no se cambian…

Estoy harta no sólo de lo que pasa, sino de lo que preveo que pasara, de ver que los valores no cambian, sino que se radicalizan, que no educamos en libertad y en igualdad, que los adolescentes cada vez son más intolerantes al malestar, y eso implica no tolerar que otra persona no quiera estar conmigo o no actúe como yo considero que debe hacerlo.

Estoy harta de escuchar que las personas como yo somos “feminazis” y que odiamos a los hombres. Estoy muy harta de esa guerra de sexos que inventa quien no quiere la igualdad real, quien no admite que las personas valemos por ser, independientemente de ser mujer o hombre.

Estoy harta de frases que argumentan que debemos respetar a las mujeres porque “tú naciste de una de ellas”, no creo que sea necesario convencer a nadie porque le toque de cerca, hay vida más allá de nuestro ombligo, este no tiene que ser el motivo para moverte, yo no nací de un gato y también creo que merecen respeto.
El respeto se merece porque nadie es más que nadie, y no quiero que esto quede en una frase hecha, es tal cual, nadie tiene derecho a tratar a nadie como si fuese inferior o superior a él, y esto no entiende de sexos.

También estoy harta de que la violencia de género se considere una lucha de mujeres, erradicar lo injusto debe ser una lucha de personas.

Estoy harta de ver que se necesita ver muertas para visibilizar que la violencia es real, cuando la sutil, la psicológica, forma parte del día a día de muchísimas personas que nunca jamás aparecerán en estadísticas.

Estoy harta como no, de… ¡LOS SILENCIOS!, de los silencios de los que tenemos voz, y que en muchas ocasiones solo abren la bocaza para criticar el silencio de quién está callada por el miedo.
Estoy muy harta de oír que los hombres son víctimas, ¿se trata esto de un partido de fútbol en el que se gana la copa de la victimizacion? 

Creo que cada persona vive su propia historia, y en esa a nivel particular se podrán matizar los victimismos según quién los cuente, mire o viva, pero no dejará de ser al fin y al cabo un criterio subjetivo que por supuesto nunca servirá para generalizar nada.

Más allá de discutir quien tiene culpa de que o quien es más víctima, creo que debemos centrarnos en cómo acabar con esto y me agota ver que no hacemos prácticamente nada, cada frase machista, cada silencio ante un hombre hablando de una forma intolerable de las mujeres, cada mujer generalizando insultos o creencias sobre los hombres, cada hecho criticado en función solo de si quien lo ha hecho es una mujer o un hombre, ¿estamos tontos? ¡Lo que está mal esta mal!, lo haga quien lo haga, y lo que está peor es ver que alguien está haciendo las cosas mal y callar o incluso minimizar el hecho. 

El silencio nos hace cómplices de lo injusto y yo estoy harta de esta sopa de machismo en la que vivimos, en la que no se deja de dar fuego para que hierva, pero luego nos indignamos porque los “fideos cocidos” se dejan morir dentro, como si ellas fueses las culpables de verse inmersas en una relación que las hace daño. Aún me indigna más ver que el futuro del mundo sigue siendo lanzado a esa sopa con cada gesto en contra de la igualdad.

Estoy harta de que se siga interpretando que el machismo es de hombres contra mujeres, el machismo nos perjudica a todos y son responsables todos los que lo mantienen sin ni siquiera cuestionarse, nos acota la mente inculcándonos cómo debemos comportarnos según los genitales con los que hemos nacido, es tan absurdo….
Víctimas somos todos, los que lo vivimos de una forma directa o indirecta, porque lo que pasa en la sociedad debería incumbirte.
Estoy harta de ver que somos muchos los que sufrimos viendo que esto no cambia, y si lo hace es a peor, o avanza muy despacio porque ¡NO NOS MOVEMOS!

Lorena Sahagun (una persona como otra cualquiera, que nací mujer por motivos que obviamente yo no decidí y por eso no sirven para argumentar nada de mi comportamiento, que me crié en una sociedad llena de sutilezas machistas que también me impregnaron pero no impiden que me cuestione la vida, lo que creo, lo que considero injusto y lo que yo puedo cambiar en mi)